Probando monitores de estudio ADAM F5

Probar monitores requiere tiempo. Tiempo para que tus oídos se vayan adaptando poco a poco a los niveles a los que vas a escuchar, al espacio de escucha, a los diferentes temas musicales con los que vas a probar de manera que en cada escucha encontrarás matices nuevos que antes no habías escuchado.

También se requiere tiempo para cambiar los diferentes ajustes posibles para un mismo monitor, ya que no hay que descartar de entrada uno determinado por causas como, por ejemplo, falta de graves o exceso en cualquier rango de frecuencias, pues muchas veces un simple ajuste en la parte trasera de la unidad permite la adaptación final a nuestro gustos personales y nos ayudará en nuestra decisión final de compra.

También es importante tener acceso a varios monitores para probar y compararlos entre sí. Además puede ser interesante disponer de cierta gama de modelos dentro de una misma marca para poder establecer comparaciones sobre la relación precio/calidad de un determinado modelo, al comprarlo con sus hermanos mayores o menores, y enfocar así mejor sobre nuestra necesidades reales.

Las comparaciones son siempre odiosas, pero hacerlas entre material que no está dentro de la misma gama de precio/calidad no solo es odioso sino muy injusto.

Hoy mi objetivo era probar los nuevos ADAM F5, y para medirlos correctamente he elegido también algunos competidores que me han parecido coherentes a primera de cambio. Los elegidos han sido los ESI UniK 05 por tener un tweeter parecido a los ADAM, los nuevos Wave 5 de Reloop que están en un rango de precio similar pero diseñados aplicando una tecnología más clásica con tweeter de cúpula.

Más tarde me he ido animando con los resultados y he añadido al baile los ADAM A5X y unos veteranos S2A que pasaban por allí…

Cuando pruebas monitores debes tener una gran selección de música a tu alcance para poder evaluar diferentes estilos musicales e instrumentaciones, voces femeninas y masculinas, guitarras, cuerdas, sintetizadores, etc. Para ello me ha venido de perlas mi iPad y mi lista de Spotify donde he encontrado verdaderas joyas musicales con las que poner los monitores en auténticos compromisos.

Elegir una fuente de sonido a la que estés acostumbrado es importante y a veces es mejor usar tu iPhone que usar algún sistema de reproducción de calidad muy superior, si usas este constantemente en tu casa o coche, aunque si que puede ser interesante subir el nivel de calidad del reproductor una vez que llevamos la prueba bastante avanzada y estemos ya decidiendo entre cual de dos las parejas finales nos vamos a quedar.

Los ADAM F5 han empezado sonando con una serie de varios temas y al principio me han parecido excesivamente fríos tanto por exceso de agudos como por lo comedido de los graves, pero bueno, no dejan de ser unos 5 pulgadas. Forzando un poco el volumen, que al principio ha empezado a 0dB en el potenciómetro trasero, el cono de graves ha empezado a entregar con verdadera fuerza pero sin descontrolarse en ningún momento. Sin tener aún en la cabeza ningún sonido de referencia con el que comparar, la verdad me he quedado un tanto frío.

He cambiado de tercio y me he ido a por los UniK 04. Uf! que cambio, si bien los agudos son amplios y siguen dando la sensación de venir de fuera del espacio ocupado por los altavoces cuando los comparamos con un modelo de tweeters convencionales, ha quedado claro rápidamente que los ADAM F5 son algo más limpios y claros en la mezcla que entregan y dan una imagen estéreo más precisa y menos fatigante.

En lo que se refiere a la respuesta en graves no hay color, el bass reflex de los ADAM deja los ESI totalmente fuera de juego, sin cuerpo aparente con el que plantar cara. Parece que los UniK 05 hayan sido diseñados pensando en usarse conjuntamente con un subgrave, además no disponen de ningún tipo de control trasero con el que compensar frecuencias. He preferido no introducir aquí ningún tipo de ecualización “de mesa” por el momento, lo dejo para más tarde. Los UniK 05 tienen salida bass reflex en la parte trasera por lo que pegados a una pared (dejando un centímetro o dos) ganan un poco más de graves, pero esta es una solución que a mi personalmente no me gusta pues las dimensiones o materiales de la sala pueden falsear la respuesta en gran medida.

Acto seguido he intentado meter en la batalla a los flamantes Wave 5 de Reloop, pero han salido trasquilados rápidamente. Ni punto de comparación en la definición de las frecuencias agudas con los otros dos. Son unos más que decentes monitores multimedia y servirán perfectamente para hacer mezclas de DJ en tu habitación, y su precio de referencia de 375 euros la pareja es realmente atractivo, pero no busques más. No son monitores de estudio y su sonido es más convencional, pero detalles como su mando de volumen y conmutador de entradas de metal, así como la gran cantidad de opciones de ajuste del panel trasero son realmente de agradecer. Situando el conmutador “space” en + 2 dB la respuesta en agudos gana en presencia, pero sigues teniendo ganas de desconectarlos rápidamente para volver al celestial sonido que ahora parecen tener los F5. Y eso que al principio no me han gustado.

Cualquier monitor de cúpula suena como si le hubieras tirado una manta encima después de oír el tweeter ART de unos ADAM. Esa es la pura realidad te guste o no te guste el sonido de los ADAM, que tiene sus fans y sus detractores, todo hay que decirlo. La definición en los detalles, la precisión de la imagen estéreo y anchura de espacio estéreo que parecen abarcar son increíbles. El sonido parece venir de fuera del espacio ocupado por los altavoces, las guitarras acústicas suenan celestiales y la presencia y direccionalidad de las voces hacen que el cantante parezca estar en la habitación justo delante de ti.

Cuando por fin he definido el campo de juego y mis oídos empiezan a calentarse, cambio de temas musicales y voy de sorpresa en sorpresa, empiezo a buscar la las colas de las reverbs y los sutiles detalles de cada mezcla. Y ya no quiero parar de escuchar música.

Después del preceptivo tiempo de aclimatación y entrenamiento auditivo que requieren unos monitores ADAM, lo único que quieres hacer es compararlos con modelos superiores de la misma marca a la vez que consultas el saldo de tu cuenta corriente para ver donde está el tope de lo que te puedes gastar. Así de simple.

Es por ello que he sacado unos monitores ADAM A5X de sus cajas para ponerlos en liza. Ya en su día me parecieron realmente sorprendentes por su potencia, más incluso que monitores de referencia de mayor tamaño, en los cuales por su tamaño ya te esperas la patada que tendrán. Es increíble la potencia que puede salir de esas pequeñas cajas. Nada más ponerlos en marcha y revisitar los temas escuchados, te das cuenta que muy, muy sutilmente, están un paso por encima de los ADAM F5 en calidad global de su sonido… el cuerpo y la presencia de las voces es un grado superior pareciendo estas venir estas de un punto un poco por encima de los altavoces y no de justo de enfrente de ti, lo que parece indicar que la mejora en la dispersión vertical que ADAM anuncia no es solo paja comercial. La amplitud el espacio estéreo que adquieren las mezclas es sensacional, mientras los graves son redondos y precisos, perfectos.

Ambos monitores (A5X y F5) parecen un poco faltos de potencia en los graves y llamados a trabajar conjuntamente con un sub, pero al ir a la parte trasera del los mismo y subir la ecualización de graves, no puedes se más feliz al comprobar que esto no será necesario en absoluto, pues el cono de graves aún puede más y te deja hipnotizado con sus brutales desplazamientos controlados.

Por fin y para terminar la sesión he encendido unos veteranos ADAM S2A solo para darme cuenta de que si bien suenan realmente más potentes, si no dispones de una habitación de tamaño adecuado no es necesaria tal inversión de dinero. El sonido ADAM es ahora un poco más “comercial” que en la época en que aparecieron los S2A, lo que quizás se nota más en estilos de producción más modernos y no tanto en los temas acústicos.

Resultado final de la primera parte de esta sesión de pruebas:

Increíbles los A5X como ya sabía, pero hacía tiempo no recordaba.
Muy bien los F5 especialmente por su precio, mucha gente va a tener acceso a todo unos ADAM a partir de ahora.
En su lugar los Reloop

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: