Posts tagged ‘marshall JCM-900’

-

¿Necesitas unas lámparas nuevas?  Cambiar las válvulas de tu amplificador enciende tu sonido,  ganarás en tonalidad y en potencia.

¿Necesitas unas lámparas nuevas?  Cambiar las válvulas de tu amplificador enciende tu sonido. Ganarás en tonalidad y en potencia.  Ya no esperes más. Nos acaban de enviar un arsenal de lámparas recien sacado del horno y al mejor precio.   Las mejores marcas:   Sovtek, Groove tubes,  Electro-Harmonix, Svetlana, JJ Tesla,

 

Que es mejor un ampli a valvulas o a transistores…

Todo el mundo lo  prefiere a valvulas, aunque puede ser que alguien no quiera complicarse la vida y
se decide por un ampli a transistores con la ultima tecnologia de modulación.  Te explicamos por que….

VALVULAS:

Llamadas de mil formas : Tubos, Tubos de Vacio, Triodo, Pentodo, etc Las valvulas funcionan por emision termoionica de electrones desde un filamento o catodo, controlado por una rejilla y recogiendose en una placa. Algunas valvulas tiene mas de una rejilla, Algunas tienen dos elementos amplificadores separados en una envoltura de vidrio. Estas dobles valvulas suelen funcionar peor.
Las caracteristicas de las valvulas varian ampliamente dependiendo del modelo seleccionado. En general, las valvulas son mayores, mas fragiles, bonitas, funcionan calientes, y necesitan varios segundos antes de funcionar. Las valvulas tienen una ganancia relativamente baja, alta impedancia de entrada, baja capacidad de entrada, y la capacidad de aguantar abusos momentaneos. Las valvulas se saturan (clip) suavemente y se recuperan de la sobracarga rapida y suavemente.
Los circuitos que no usan valvulas se llaman a transistores (o de estado solido), porque no usan dispositivos que contienen  gas (o liquido).
Las caracteristicas de las valvulas tienden a cambiar con el uso  (edad). Son mas susceptibles a las vibraciones (llamadas “microfonicas”) que los dispositivos de transistores. Las  valvulas incluso sufren de ruido cuando se usan con filamentos en corriente alterna.

Las valvulas son capaces de trabajar a mayores voltajes que  cualquier otro dispositivo, pero las valvulas de alta corriente  son raras y caras. Esto quiere decir que la mayoria de los amplificadores a valvulas usan un transformador de salida. A  pesar de no ser caracteristica especifica de las valvulas, los  transformadores de salida añaden distorsion del segundo armonico  presentan una caida gradual en la respuesta a altas frecuencias  que es dificil de duplicar con circuitos a transistores.

 

 

TRANSISTORES:

Hay muchos tipos de amplis a transistores:  BJT, Bipolares, PNP, NPN, Darlington, .. etc      Los transistores operan con portadores minoritarios inyectados desde el emisor a la base que hace que fluyan a traves de la base hacia el colector, controlando la corriente de la base.
Los transistores estan disponibles como dispositivos PNP y NPN,  permitiendo que uno tire de la señal de salida. Los transistores
estan tambien disponibles en pares emparejados y empaquetados,  pares seguidores de emisor, arrays de transistores multiples
e incluso en complejos “circuitos integrados”, donde estan combinados con resistencias y condensadores para conseguir
funciones de circuitos complejos.
Como las valvulas, hay muchas clases de BTJs disponibles.
Algunos tienen una alta ganancia de corriente, mientras que  otros tienen menor ganancia. Algunos son rapidos, y otros lentos.
Algunos manejan altas corrientes mientras que otros tienen  capacidades de entrada bajas. Algunos tienen menos ruido
que otros. En general, los transistores son estables, duran casi  indefinidamente, tienen alta ganacia, requieren alguna corriente
de entrada, tienen baja resistencia de entrada, tienen capacidad de mayores entradas, saturan rapidamente, y son
lentos de recuperarse de la sobrecarga (saturacion).

Los  transistores tienen un amplio margen antes de la saturacion.    Los transistores estan sujetos a un modo de fallo llamado
segunda avalancha, que sucede cuando el dispositivo esta  trabajando a alto voltaje y alta corriente. La segunda
avalancha puede evitarse con un diseño prudente, lo  cual le dio a los primeros amplificadores de transistores
una mala reputacion de fiabilidad. Los transistores son tambien  susceptibles de descontrolarse con la temperatura cuando se
usan incorrectamente. Sin embargo, los diseños prudentes  evitan el segunda avalancha y el embalamiento termico.
MOSFET: (VMOS, TMOS, DMOS, NMOS, PMOS, IGFET, etc)
Los transistores de efecto de campo semiconductor metal-oxido usan  una puerta aislada para modular el flujo de la corriente portadora  principal de la fuente al drenaje con el campo electrico creado  por la puerta. Como los bipolares, los MOSFETs estan disponibles  en P y N. Tambien como los transistores, los MOSFEt estan disponibles  en pares y circuitos integrados. Los MOSFET emparejados no se acoplan tan bien como los pares de transistores bipolares, pero  se emparejan mejor que las valvulas.

Los MOSFETs estan tambien disponibles en muchos tipos. Sin  embargo, todos tienen baja corriente de entrada y bastante baja  capacidad de entrada. Los MOSFET tienen menor ganancia, se saturan  moderadamente y se recuperan rapidamente de la saturacion. A  pesar de que los MOSFETs de potencia no tienen puerta en DC,  la capacidad de entrada finita quiere decir que los MOSFET de
potencia tienen una puerta finita de corriente AC. Los MOSFET  son estables y robustos. No son susceptibles de embalamiento termico  ni segunda avalancha. Sin embargo, los MOSFETs no pueden
soportar abusos tan bien como las valvulas.

Muchos diseñadores mezclan componentes para usarlos en aquello en que son mejores.
Al igual que con todas las disciplinas de ingenieria, los  buenos diseños de amplificadores requieren un amplio conocimiento de las caracte   risticas de los componentes, los fallos de
diseño de amplificadores, las caracteristicas de la fuente   de señal, las caracteristicas de las cargas, y las caracteristicas
de la señal misma.
Otro tema aparte es que carecemos de un buen conjunto de medidas  para calificar la calidad de un amplificador. La respuesta en frecuencia, distorsion y relacion señal-ruido dan claves,
pero por ellas mismas son insuficientes para calificar el sonido.
Mucha gente jura que las valvulas suenan mas “a valvulas” y los transistores suenan mas “a transistores”. Alguna gente añade un
circuito a valvulas a sus circuitos de transistores para darles  algo de sonido a “valvulas”
Alguna gente dice que han medido y distinguen diferencias  entre las caracteristicas de distorsion de los amplificadores
de valvulas y los de transistores. Esto podria ser causado por el transformador de salida, la funcion de transferencia  de las valvulas, o la eleccion de la topologia del amplificador.
Los amplificadores de valvulas raramente tienen respuesta en frecuencia tan plana como los mas planos amplificadores de transistores, debido al transformador de salida. Sin embargo,
la respuesta en frecuencia de buenos amplificadores a valvulas es extremadamente buena.

 

Amplis clásicos  de válvulas

El muro Marshall es la quintaesencia de la amplificación de guitarras en el rock británico. Desarrollado en los primeros 60, el primer Marshall JTM45s dio paso a la serie JMP con cabezales de 50W y 100W combinados con una o más pantallas 4×12 que formaban el muro Marshall. También los hay combo: el Bluesbreaker, de mediados de los 60, es un clásico, mientras que los modelos JCM 800 y 900, de los 80 en adelante, han sido muy populares.

El Vox AC30 es el auténtico combo 2×12 británico, y fue usado por los Beatles. Debido, en parte, a su tecnología de ‘clase A’, el AC30 tiene un sonido único, clonado más tarde por la americana Matchless en su modelo de gama alta DC30. El AC30 tiene dos versiones, el modelo Standard y el Top Boost, con una válvula extra y tres controles de tono en lugar de uno.

El Fender Twin Reverb es probablemente el ampli más conocido de Fender, aunque modelos como el Bassman y el Deluxe también son muy valorados. El Twin, un combo 2×12, se ha vendido en varias versiones, con potencias hasta los 135W. Como muchos otros amplificadores Fender, lleva reverberación de muelle y un efecto de vibrato.

El Rolls-Royce de los amplis de guitarra es el premiado Mesa/Boogies fueron diseñados en los 70 y se basaban en circuitería Fender hecha por encargo. Los Boogies posteriores ofrecían posibilidades nunca vistas en un ampli, como etapas de ganancia en cascada con control de volumen general, selector de canal, bucle de efectos y ecualizador gráfico.

-

Como grabar tu guitarra electrica.

Grabación de guitarras – Como grabar tu guitarra electrica. 

La guitarra es capaz de producir un espectro casi ilimitado de sonidos. En  musicasa  te enseñamos cuál es la mejor forma de capturarlos en el estudio…

Las guitarras eléctricas han jugado un papel decisivo en la música de casi medio siglo, y aunque a veces aparece algún erudito que predice su muerte, lo cierto es que ahí siguen. La guitarra es un instrumento único y versátil que puede tocarse de mil maneras distintas, como instrumento rítmico o solista, y es capaz de producir un gigantesco abanico de sonidos, si consideramos todas las combinaciones de tipos de guitarra, amplis y pedales de efectos, a los que habría que añadir otras variables como la colocación del micro, la EQ o la compresión. Así que, ¿por dónde empezamos para grabarla?

Nuestro técnico en Musicasa estudiará los diferentes métodos para grabar la guitarra eléctrica, y dará unos cuantos consejos de producción que te ayudarán a sacar lo mejor del instrumento, tanto si grabar en casa como en un estudio comercial, y tanto su eres el que toca como el que graba (o ambos).

Un mundo de sonidos

El sonido de la guitarra eléctrica abarca desde la limpieza más pulcra, pasando por varios grados de overdrive, hasta la distorsión más salvaje, que suele conseguirse con un ampli a válvulas. Así que tradicionalmente se graban las guitarras por medio de un micro colocado frente al ampli. Una técnica alternativa es conectar la guitarra directamente a la mesa de mezclas a través de una caja directa, sobre todo si se busca un sonido limpio.

La última tecnología permite algunas técnicas de grabación directas que simulan el sonido de un ampli de válvulas a todo volumen sin necesidad de usar micros y altavoces, así que antes de meternos en el mundo de la grabación veamos los aparatos implicados en ella.

Hay casi tanta variedad de amplis como de guitarras. Existen amplis de válvulas, de transistores y algunos híbridos, aunque en el mundo de los guitarristas todos están de acuerdo en que los amplis de válvulas son, por mucho, la mejor opción (y a veces la única). Esto se debe principalmente al sonido clásico y rico de la distorsión producida por las válvulas saturadas, y al rango dinámico de este tipo de amplis.

Eso no quiere decir que los amplis de transistores sean malos. Muchos de ellos tienen un sonido muy bueno, y el Roland JC120, un ampli de buena reputación usado en muchas grabaciones de los 80, es un buen ejemplo de ello. En cuanto a amplis de válvulas, Fender, Vox y Marchall establecieron un diseño clásico en el que se han basado muchos otros, mientras que más tarde Mesa/Boogie dieron un paso adelante, abriendo el camino de los amplis modernos de alta ganancia con sus etapas de amplificación extra y su sonido saturado. Veremos más detalles de estos aparatos en la sección Amplis Clásicos de la siguiente página.

Combo o cabezal

Hay dos formatos de ampli de guitarra, el ampli combo, con un altavoz integrado, y el compuesto por un cabezal y una pantalla independiente. Los altavoces de 12″ son los más comunes. Tanto el Vox AC30 como el Fender Twin Reverb llevan dos. Los cabezales Marshall suelen ir acompañados de la pantalla 4×12, que es la usada para formar el clásico muro Marshall. La pantalla 4×12 lleva cuatro altavocec Celestion de 12″ en una caja acústica cerrada, y es capaz de reproducir bajos muy potentes, mientras que los altavoces de 10″, presentes en muchos modelos Fender, producen un sonido muy ajustado y brillante.

Los amplis y los altavoces no tienen porqué ser grandes para conseguir un buen sonido grabado. El Fender Champ, un ampli pequeño con un altavoz de 8″, aparece en innumerables grabaciones, y es que muchos creen que para sacar un buen sonido de guitarra es preferible usar un ampli pequeño a todo volumen que uno grande a medio volumen. La razón de ello puede estar en la distorsión combinada del previo y de la etapa de potencia cuando se sube el volumen a tope, cosa que a veces no es posible con un ampli grande por razones de espacio y volumen.

Si no puedes permitirte un volumen sonoro excesivo, pero quieres grabar con un micro, conseguirás buenos resultados con un pequeño ampli alimentado por baterías, y siempre está la opción de construirse una pantalla sellada con un micro incorporado. Te hablaremos de ello en el próximo numero.

Una forma de utilizar un buen ampli sin tener que poner un micro en su pantalla es usar un simulador de altavoz como los fabricados por Palmer  aunque tambien hay otras  marcas . Se conecta en la salida de los altavoces y presenta una carga equivalente a éstos, por lo que los altavoces se pueden desconectar sin riesgo para el ampli. La circuitería de este aparato simula el sonido de una pantalla con un micro delante, y la señal resultante se puede grabar directamente mientras se monitoriza por los auriculares o los monitores del estudio, permitiendo trabajar a volúmenes mínimos.

También es posible conseguir el sonido de un ampli de válvulas sin ampli, ni pantallas, ni micrófonos. En los últimos años ha aparecido una nueva generación de unidades para grabación directa diseñadas para simular el sonido de un ampli de válvulas a toda potencia. Probablemente la más popular  a nuestro parecer es el Line6 POD, que ya probamos en infinidad de grabaciones y que dispone de software para simular el sonido de los amplis clásicos. Para los usuarios de ProTools, este simulador está disponible en forma de plug-in, el Amp Farm. Pero otras marcas tambien tienen material de calidad:  Boss Digitech,  Korg AX,

Estas unidades suenan muy realistas, y representan una alternativa adecuada y rápida para grabar el sonido de ampli de válvulas sin pasarse con el volumen, pero los puristas preferirán usar un ampli con su micro delante. Así que echemos un vistazo a los modelos más típicos.

Amplis clásicos

El muro Marshall es la quintaesencia de la amplificación de guitarras en el rock británico. Desarrollado en los primeros 60, el primer Marshall JTM45s dio paso a la serie JMP con cabezales de 50W y 100W combinados con una o más pantallas 4×12 que formaban el muro Marshall. También los hay combo: el Bluesbreaker, de mediados de los 60, es un clásico, mientras que los modelos JCM 800 y JCM900, de los 80 en adelante, han sido muy populares.

 

 

 

 

El Vox AC30 es el auténtico combo 2×12 británico, y fue usado por los Beatles. Debido, en parte, a su tecnología de ‘clase A’, el AC30 tiene un sonido único, clonado más tarde por la americana Matchless en su modelo de gama alta DC30. El VOX AC30 tiene dos versiones, el modelo Standard y el Top Boost, con una válvula extra y tres controles de tono en lugar de uno.

 

 

 

 

 

 

 

 

El Fender Twin Reverb es probablemente el ampli más conocido de Fender, aunque modelos como el Bassman y el Deluxe también son muy valorados. El Twin, un combo 2×12, se ha vendido en varias versiones, con potencias hasta los 135W. Como muchos otros amplificadores Fender, lleva reverberación de muelle y un efecto de vibrato.

 

 

 

 

 

 

 

 

El Rolls-Royce de los amplis de guitarra es el premiado Mesa/Boogie . Diseñados en los 70 y se basaban en circuitería Fender hecha por encargo. Los Boogies posteriores ofrecían posibilidades nunca vistas en un ampli, como etapas de ganancia en cascada con control de volumen general, selector de canal, bucle de efectos y ecualizador gráfico.

También teníamos que mencionar aquí algun ampli de transistores. El Roland JC120 Jazz Chorus apareció en lños 70 en forma de combo con dos altavoces de 12″ y un sonido muy limpio. Sin embargo, lo que realmente lo hacia destacar era su estéreo.  +  info amplis de guitarra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Manténlo limpio

La grabación directa de una guitarra no siempre implica utilizar un simulador de ampli. Éstos están diseñados para recrear el sonido distorsionado, pero si es el sonido limpio de la guitarra lo que se desea, se puede conectar directamente a la mesa a través de una caja de inserción estándar para adaptar la señal de salida de la guitarra a la sensibilidad de la entrada de la mesa.

Esta técnica tiene sus ventajas, sobre todo si en el momento de grabar aún no estás decidido con respecto al sonido de la guitarra. Si la señal grabada está limpia, se puede enviar a un ampli o a un simulador para ensuciarla todo lo que quieras a la hora de mezclar. La señal grabada no tiene porque ser limpia; se pueden añadir pedales de efectos antes de la caja directa para obtener un sonido concreto, y si se usa un pedal overdrive o un fuzzbox, el sonido se parecerá bastante al de un ampli. Al usar una caja directa es más probable que se necesite un pequeño EQ o un compresor que un ampli. Entraremos en detalles sobre esto en el próximo número.

 

Existe un refinamiento reciente de la caja directa por parte de los canales de grabación en rack, como el Focusrite Platinum, muy usados actualmente. Muchas de estas unidades tienen una entrada especifica para el instrumento en el panel frontal, ideal para conectar directamente la guitarra, y suelen incorporar compresión y controles de tono. Algunas incluso ofrecen distorsión (con o sin válvulas) para añadirle un cierto sabor a ampli. Estas unidades se pueden conectar directamente al grabador sin pasar por la mesa de mezclas.

Otra forma de grabar directamente consiste en usar un multiefectos. Algunos, como el BOSS, Roland,  Rocktron, Digitech,  Line6, Marshall están especialmente diseñados para guitarristas, y a veces llevan incorporado un simulador de altavoces y una salida de grabación directa.

 

 

Guitarras

Existen guitarras eléctricas de todos los tamaños y formas, y cada marca y diseño suele ser apropiado para una aplicación concreta, aunque no hay ninguna regla fija al respacto. Las marcas clásicas son Fender, Gibson, Gretsch y Rickenbacker (ver la sección Guitarras Clásicas en la parte inferior de la página y al dorso), pero hay muchos otros buenos fabricantes.

Independientemente de la marca, lo que más distingue a unas guitarras de otras es el tipo de pastilla que lleven: de bobina simple o de bobina doble, también llamadas humbucker. Las pastillas de bobina simple suelen asociar a las guitarras Fender, mientras que las pastillas humbucker, que llevan dos bobinas paralelas para eliminar zumbidos, suelen asociarse a las Gibson.

Generalmente, las pastillas humbucker tienen un sonido más grueso, contundente y poderoso que las de bobina simple, con un sonido más fino y brillante. Aunque se trate de una generalización tosca, es probable que sea un buen punto de partida a la hora de decidir qué guitarra encajará en un tema.

Preparación

Cualquier incursión en la grabación de una guitarra eléctrica debe empezar por eliminar todos los poblemas del propio instrumento. Muchos guitarristas cuidan con mimo a sus instrumentos y les cambian las cuerdas gregularmente, pero algunos llegarán al estudio con una guitarra en mal estado que trastea, está mal octavada, produce ruído o tiene las cuerdas viejas.

Con nuestro precio razonable,  unas semanas antes,   merece la pena llevar la guitarra a musicasa  y que nuestro luthier te la revise.  Miramos si presenta problemas como  trasteo, que normalmente implica lijar los trastes.  Zumbidos o problemas electrónicos.  Si la guitarra está quintada.   Es importante que tu guitarra octave o quinte perfectamente.   Para que la guitarra esté afinada a lo largo de todo el mástil se ajusta el puente de cada cuerda (normalmente con un tornillo) hacia delante o hacia atrás, de tal forma que la cuerda tocada en el traste 12 suene exactamente una octava más alto que la nota de la cuerda tocada al aire. Un afinador electrónico resulta una herramienta visual muy útil en estos casos.

El afinación no sólo debe comprobarse inicialmente, sino también entre toma y toma, sobre todo si te gusta emular a Jimi Hendrix con la palanca de trémolo. Unas cuerdas nuevas sonarán mejor que unas que lleven semanas o meses en la guitarra, pero tardan un poco en estirarse y estabilizar su afinación.

Algunas guitarras tienen problemas de zumbidos eléctricos. Normalmente están provocadas por interferencias con otros aparatos en la habitación (los monitores de ordenador son los más puñateros), y suelen notarse más en guitarras con pastillas de bobina simple. Para minimizar el problema, agarra la guitarra y gira 360º a tu alrededor hasta que encuentres el punto en que menos se note, y luego quédate en esa posición para grabar. Si el ruido no se atenúa lo suficiente de esta forma, prueba con una guitarra con pastillas de baja impedancia (las EMG, por ejemplo), o utiliza una puerta de ruido o un reductor de ruido. Trataremos estos temas en el próximo número.

Otras veces el problema está en la masa, de forma que la guitarra produce un zumbido cuando el guitarrista no está tocando la scuerdas o el puente. Para reducirlo, engancha un cable en el puente por un extremo y en alguna parte de la anatomía del músico por el otro.

El objetivo de todos estos preparativos es asegurarse de que el sonido del ampli y la guitarra sea el mejor posible. Es preferible conseguir el buen sonido en esta etapa que intentar arreglarlo durante la mezcla, y conviene cambiar la guitarra o el ampli antes que buscar el sonido con la EQ de la mesa. Una vez que la fuente de sonido sea suficientemente satisfactoria será hora de empezar a grabarla. Pero no antes del mes que viene…

 

Brian May

“Suelo usar un ampli muy pequeño que fabricó John Deacon (bajista de Queen). Es un viejo altavoz hi-fi en el que metió un ampli hi-fi adaptado. No lleva válvulas; es un viejo amplificador de transistores de germanio, pero si l usas con un enfatizador de agudos puedes hacerlo sonar como un saxofón o una trompeta, además de cómo una guitarra.”

“Sé que suena ridículo, y Dios sabe por qué suena tan bien, pero cada vez lo uso más junto con los Vox AC30; le da al sonido una especie de calidad líquida.”

Paul Gilbert

“En los días del rack solía usar un preamplificador MIDI y cosas de esas, pero nunca consigues la misma sensación; daba la impresión de que tocabas con un cable de 100 metros y no llegaba la señal.”

“Ahora que he descubierto estos Laneys (actualmente Paul lo flipa con un cabezal GH100L), vuelvo a tener mi sonido. Tienen muchísima ganancia si lo deseas, pero si bajas el volumen también consigues un sonido limpio y cálido.”

Ace    –  Skunk Anansie

“Aparte de una o dos guitarras, mi equipo de directo y de grabación es el mismo. Mi teoría es que si llevas años tocando en directo, puedes usar ese mismo eqipo en el estudio de grabación.”

“Utilizo un viejo Marshall JCM900 50W dual-reverb, un Fender Prosonic, uno de los nuevos, junto con un rack BBE para hacerlo realmente brillante, y una reedidión del Marshall Plexi. Como pantallas uso una Fender Tonemaster 4×12, una Marshall con altavoces Celestion Greenback y otra también con Greenbacks para conseguir un sonido diferente… y eso es todo.”

 

Grabación de Guitarras eléctricas clásicas

 

 

 

 

 

 

Rickenbacker 12-string

Probablemente, la guitarra eléctrica de 12 cuerdas más conocida. Debutó en el album A Hard Day’s Night de los Beatles. Con su característico sonido metálico, esta guitarra suena muy bien con compresión. De hecho, el modelo firmado por Roger McGuinn incorpora un compresor en su interior.

 

 

 

Fender Stratocaster

El diseño cool y futurista de Fender (bueno, lo era en 1954) es sin duda la guitarra eléctrica más conocida, gracias al uso que hicieron de ella gente como Buddy Holly, Hank Marvin. Jimi Hendrix o Eric Clapton. Lleva tres pastillas de bobina simple y una palanca de trémolo, y es capaz de sacar una impresionante variedad de sonidos.

 

 

 

 

Gretsch 6120

Apoyada por artistas de country, jazz  y rockabilly, y por cualquiera que le guste posar, las guitarras Gretsch tienen un estilo abultado y retro, lo que no es de extrañar teniendo en cuenta que muchas fueron diseñadas en los 50.

La más extravagante es la White Falcon, mientras que la 6120, en la foto, es un modelo clásico de rock’n’roll.

 

Gibson Les Paul

Aunque existe de diversas formas desde 1952, la Les Paul se hizo popular en los últimos 60 con una nueva generación de guitarristas que redescubrió el modelo estándar, y desde entonces no nos ha abandonado. Con sus dos pastillas humbucker, esta guitarra tiene un sonido muy sostenido y con mucho cuerpo.

 

 

 

 

 

 

Fender Telecaster

La Fender Telecaster es un instrumento extremadamente básico, pero versátil. Desde los primeros 50 definió el sonido Fender con sus dos pastillas de bobina simple. Aunque la Tele no es tan predominante como su hermana, la Strato, es la preferida de muchos guitarristas rítmicos, y su sonido brillante es capaz de llenar una mezcla.

 

 

 

 

 

 

Consejos básicos para grabar las guitarras con tu ordenador

Obtén el mejor sonido de guitarra
La vida sería bastante más simple si pudieras conectar directamente tu guitarra a la entrada de una tarjeta de sonido de tu ordenata  y obtener un sonido de película. Por desgracia,  esto no es posible si quieres calidad .   Deberás adquirir una Tarjeta de Sonido capturadora de audio  de calidad  –    La mayor parte de tarjetas que te vienen de casa en un ordenador son de baja calidad y   tienen entradas de nivel de línea, lo que significa que han sido diseñadas para aceptar señales de equipos electrónicos estándar. No para guitarras e instrumentos.    Si conectas una guitarra a una entrada de línea el sonido resultante será delgado, débil y posiblemente distorsionado. Las guitarras deben conectarse a entradas especiales para instrumento de alta impedancia .  Si tu tarjeta no tiene una, entonces deberías pasar la señal de la guitarra a través de una caja de inyección directa o de un previo, lo que la adaptará al nivel adecuado para ser entrada a la tarjeta. Si tu ampli tiene una salida de línea puedes conectarla directamente a la tarjeta. El sonido no será el mismo que el que sale del altavoz del ampli, pero en algunos programas se puede añadir simulación de altavoz en forma de efecto plug-in.

Otro método más práctico a la hora de grabar la guitarra con un ordenador es conectándola a través de una pedalera o  procesador de guitarra con  simulación de ampli como  Boss,  Electro-Harmonix o  Zoom,…. y conectar su salida a la entrada de la tarjeta. La gran ventaja de esto es que puedes obtener rápidamente un sonido de guitarra con ampli y efectos muy producido y grabarlo con un mínimo de pérdidas. Algunos de estos equipos tienen salidas digitales, que pueden conectarse a las entradas digitales de la tarjeta, con lo que las pérdidas son aún menores.  Las tarjetas de sonido más pro  vienen equipadas con entrada de micro para grabar tu ampli, voz o guitarra acústica  –     Tambien es ideal emplear un previo externo como el Focusrite Platinum Óbice Channel o cualquiera de la gama Joemeek. Este tipo de unidades no sólo proporcionan previo para el micro sino que suelen tener compresión y EQ incorporadas para modificar la señal. Como en el caso de los simuladores, un previo de este tipo puede conectarse a la entrada de línea de la tarjeta o, si tiene salida digital, a la entrada digital. Al final lo más práctico es  adquirir una tarjeta de sonido   de calidad  pensada para músico

 

Necesitarás  un tarjeta de sonido capturadora de audio 
Si te tomas en serio lo de grabar tu guitarra (o cualquier otro tipo de señal de audio) con tu ordenador, necesitarás una tarjeta de sonido  capturadora de audio . Las hay de todas formas y colores y ofrecen una gran variedad de funciones. Actualmente, la mayor parte de ordenadores vienen equipados con una tarjeta de sonido, pero   tienen  la calidad suficiente para los músicos.  No tiene la calidad  ni prestaciones necesarias.  Una tarjeta de sonido mejor  instalada es una mejora  brutal  y una tarea super  sencilla.  Un cable USB y casi sin instalación.

 

La función principal de una tarjeta de sonido consiste en proporcionar una entrada y una salida para audio además,  muchas de ellas,   un interfaz MIDI –  con el  Midi  proporcionas sonidos externos de calidad de otros sintetizadores   y   propios (en caso de que la tarjeta incorpore un sinte.  Además de un control de primer nivel.

La función que más nos interesa es la capacidad de grabar instrumentos y voces, o sea, que nuestra tarjeta deberá tener una entrada de línea, de micro o ambas a la vez para poderar nuestro audio al disco duro. Básicamente, la tarjeta de sonido procesa los sonidos a través de sus conversores A/D (analógico a digital), lo que convierte el audio en un flujo de números digitales (unos y ceros) y almacena estos datos como archivos de sonido (ya sea un formato WAV o AIFF) en el disco duro del ordenador.
Puedes grabar varias pistas de audio con el ordenador y editarlas empleando técnicas de copiado y pegado para desplazar fragmentos de audio para construir, por ejemplo, el solo definitivo a partir de los mejores pedazos de varias tomas distintas, o repetir una toma de un riff que te haya salido impecable en varios puntos distintos a lo largo de la misma canción. Puedes mezclar varias pistas para crear una mezcla estéreo final que se procesará posteriormente mediante los conversores D/A de la tarjeta para convertirla en audio analógico, presente en las salidas analógicas de la tarjeta, o directamente sin convertir a la salida digital, para ser grabada en CD, MiniDisc u otro formato digital que desees emplear.

Si tu ordenador es un Mac, dependiendo del modelo, no vas a necesitar adquirir forzosamente una tarjeta de sonido ya que puedes emplear la entrada y salida de audio incorporada en estos ordenadores. De todos modos, lógicamente, la calidad de audio mejorará si instalas una tarjeta de sonido de gama media-alta.

Tambien necesitaremos un buen micro de estudio,  unos monitores de estudio  y unos buenos auriculares  de estudio. Pero esto lo vemos más adelante

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es el MIDI?
Un estándar   de siempre en estudios e instrumentos musicales. Si no te has topado anteriormente con el MIDI, aquí va una guía rápida… MIDI (Interfaz Digital para Instrumento Musical) es un protocolo que permite que los instrumentos electrónicos se envíen instrucciones entre si. Básicamente, un secuenciador simplemente envía instrucciones a un sintetizador diciéndole que reproduzca una nota determinada. Los datos MIDI especifican la altura tonal de la nota y su volumen, aunque el sonido real de la nota surge del propio sinte. Si tienes, por ejemplo, una línea melódica en tu secuenciador, puedes enviarla a un sinte y éste reproducirá la melodía con cualquiera de los sonidos que tenga en sus bancos de memoria, ya sea piano, organo, flauta o lo que sea. Ese sinte puede ser un sinte físico conectado a la salida MIDI de la tarjeta de sonido o puede ser un sinte incluido dentro de la propia tarjeta de sonido, o también podría ser uno de los novedosos sintes virtuales por software disponibles como pluig-ins para tu secuenciador. Para grabar datos MIDI en tu ordenador puedes emplear un teclado MIDI o una guitarra MIDI, o simplemente emplear el teclado y el ratón de tu ordenador para grabar las notas directamente en una de las pantallas de edición del secuenciador como la página de edición Matriz, o la lista de eventos de Logic Fun. Además de con sintes interpretando partes musicales, las notas MIDI pueden emplearse para disparar sonidos de batería, o sea, que es posible elaborar pistas de bateréa realistas a partir de golpes individuales de batería. Alternativamente puedes emplear bucles de batería o muestras de baterias reales tocando ritmos. Hay montones de CDs de muestras en el mercado  y monitores de bucles que puedes descargarte de Internet. Los bucles disponibles como archivos WAV o AIFF pueden colocarse directamente en las pistas de audio de tu secuenciador para ser reproducidas, tal y como si fueran archivos de audio que hubieras grabado tú mismo.

 

¿Qué es latencia?
En cualquier grabación multipista en la que construyas un tema añadiendo una pista tras otra, necesitarás poder escuchar la pista que estás grabando en ese momento en contexto con las demás pistas que ya hayas grabado. Esto no causa ningún problema con los grabadores por hardware, pero puede presentar algunos a la hora de grabar con ordenador debido a un efecto denominado latencia. La latencia es una característica propia de las tarjetas de sonido en mayor o menor grado. Es un lapso de tiempo entre la señal de entrada (por ejemplo, tu guitarra) y la salida de esa señal en la tarjeta de sonido. Tu ordenador necesita tiempo para convenir y procesar la señal y esto se manifiesta como un retardo corto entre la entrada y la salida, lo que hace difícil poder tocar a tiempo junto a las pistas grabadas previamente. Escuchar lo que estás tocando un poco más tarde de lo que deberías. Tiene más que ver con el sistema operativo del ordenador que con la tarjeta de sonido. Dependiendo del sistema operativo, de la velocidad de la CPU o de si grabas a 16 bits/44.1 kHz o a 24 bits 96 kHz la latencia será mayor o menor. Las latencias en los Mac suelen ser bastante más bajas que en los PCs. Para poder manejar este problema, algunas tarjetas ofrecen monitorización directa con latencia cero, o también drivers, como lo ASIO o los EASI, que reducen la latencia al manejar directamente el flujo de audio, pasando por encima del sistema operativo. Otra solución práctica consiste en emplear una mesa de mezclas externa para monitorizar la salida de la tarjeta de sonido junto con tu señal de guitarra entes de entrarla en la tarjeta. Para ello, tienes que dividir la señal de la guitarra antes de entrarla en el ordenador, dirigiendo una mitad al ordenador y la otra al sistema de monitoraje. Puedes hacerlo con un cable en Y, un distribuidor o empleando dos salidas distintas de tu previo, si las tiene. Si empleas la salida digital del previo para conectarte al ordenador, puedes emplear la salida analógica para el monitoraje. Para evitar que la señal que estás entrando vuelva a salir por la tarjeta de sonido y se realimente en el mezclador debes silenciar la salida de la pista que estés grabando.

 

 

-

La historia de los amplificadores de guitarra Marshall

Jim Marshall era un reputado batería que empezó a ganar sus primeras libras actuando con su banda y dando clases de batería. Por sus manos pasaron personajes que más tarde llegarían a ser famosos como Mitch Mitchell o Nicky Underwood. En 1960 empezó a fabricar sus primeras pantallas para bajo y PA en el garaje de su casa.  Bajistas amigos suyos se quejaban constantemente de que las guitarras estaban siempre por encima y que no había forma de oír el bajo. Las primeras pantallas para bajo que fabricó llevaban un altavoz de 18″ y estaban totalmente selladas acústicamente. Posteriormente amplió la línea de fabricación ‘casera’ a pantallas con 12″ y 15″. Los altavoces utilizados eran Goodmans.
En 1960 abrió una pequeña tienda de instrumentos musicales (J & T Musical Instruments) en Londres donde empezó vendiendo baterías y las pantallas que él mismo fabricaba. Por su tienda empezaron a desfilar todo tipo de músicos, entre ellos Pete Townshend, que le animaban a que tuviera también guitarras y amplis. Por aquellos entonces los instrumentos más solicitados venían de USA (guitarras Fender Stratocaster y Gibson 335 y amplificadores Fender Tremolux).
En 1962 Jim ofreció a Ken Bran un puesto de trabajo en su tienda como técnico. Ken solía visitar la tienda con su grupo Peppy and The New York Twisters antes de que Jim le ofreciera el trabajo. Fue precisamente de Ken de donde surgió la idea de que podrían fabricar sus propios amplificadores en lugar de comprar los caros Fenders americanos. Además Jim había tenido infinidad de charlas con diferentes músicos que le mostraban su inquietud por la búsqueda de nuevos sonidos. Se quejaban del sonido excesivamente limpio de los amplis americanos. Jim tenía bastante claro el tipo de sonido que tenía que tener su primer prototipo. El diseño de este prototipo lo basaron en el Fender Bassman ’59 y se montó en un chasis de aluminio. Hicieron las primeras pruebas con una pantalla con dos altavoces de 12 pulgadas. Al ver que no sonaba como ellos querían decidieron construir una pantalla con cuatro altavoces Celestion de 15 vatios/12 pulgadas, lo más pequeña posible y completamente sellada. Y dieron en el clavo. Había nacido un clásico: el cabezal de 50W con la famosa pantalla de 4×12 (la idea de separar el cabezal de los altavoces también la ‘tomaron prestada’ de amplis Fender como los Bassman, Bandmaster o Showman).
A partir de este prototipo empezaron a llegar los primeros pedidos y en 1963 se vieron obligados a ampliar el negocio para la fabricación de un ampli a la semana. En 1964 volvieron a ampliar y fue cuando se creó la primera factoría Marshall que fabricaba unos veinte o treinta amplis a la semana.   Repasemos sus principales modelos:

JTM 45

Los primeros amplificadores que Jim y Ken hicieron llevaban tres válvulas de previo 12AX7 (como el Fender Bassman ’59) y un par de válvulas de potencia 5881. Las válvulas 5881 eran una versión militar de la clásica 6L6. Cuando había problemas para localizar la 5881, se utilizaba la 6L6. Estos primeros amplis también utilizaban una válvula rectificadora: la GZ34 (conocida como 5AR4 en USA).
Los controles eran idénticos en función y distribución a los del Fender Bassman ’59: cuatro entradas, dos controles de volumen independientes, tres controles de ecualización (agudos, medios y graves) y un control de presencia (control de tono general instalado en la etapa de potencia). El panel frontal también tenía un interruptor de encendido, otro de ‘stand-by’ y una luz piloto. El panel trasero era de aluminio blanco y sólo tenía una salida de altavoz y la entrada para el cable de alimentación. No disponía de fusibles, ni selector de tensión de red (para cambiar la tensión de entrada había que cambiar un cable en el transformador interno, al igual que en los primeros Selmer), ni selector de impedancias (la impedancia de salida de estos primeros amplificadores era siempre de 16 ohmios para adaptarse a la impedancia de las pantallas de 4×12). Los altavoces Celestion daban a los Marshall de aquella época un tono y una respuesta únicos que los distinguía de los populares (y más caros) amplificadores Fender.
El sonido de estos primeros Marshalls era mucho más suave que el que más tarde llegarían a tener (recordad que originalmente fueron diseñados para bajistas). Estos amplis fueron llamados JTM 45 y tenían el chasis de aluminio hecho a mano. Las siglas JTM eran las iniciales de Jim y Terry Marshall (Terry era el hijo de Jim).
Los primeros 100 JTM 45 se hicieron con una placa metálica esmaltada con el nombre de ‘Marshall’ en letras mayúsculas rojas. Estos amplificadores son muy caros y difíciles de encontrar hoy en día.

Plexiglas

Hacia el año 64 los JTM 45 cambiaron la placa metálica por una de plexiglas blanco manteniendo el nombre en mayúsculas en color rojo. Los paneles frontales de aluminio también se cambiaron por unos de plexiglas dorado más atractivos. Se empezaron a utilizar las asas de plástico negras (en lugar de las de piel) y los ribetes dorados que hacían juego con el frontal de plexiglas. Los chasis pasaron a ser de acero más robusto que hizo que los amplificadores aguantasen mejor los viajes por carretera.
En el año 65 Marshall cambió de nuevo la placa del nombre por una de plexiglas dorado (como la que estaban utilizando para los frontales) con las letras en color negro. También empezó a utilizar los clásicos botones marrones de tapa dorada.
Estos antiguos amplificadores empezaron a utilizar las válvulas europeas en la etapa de potencia (la KT66 entre el 64 y el 65, y la EL34 a partir del año 65), que se encontraban con más facilidad y resultaban más económicas. La válvula rectificadora se eliminó y en su lugar se montaron diodos rectificadores. Los transformadores de alimentación y de salida se diseñaron en base a la válvula KT66 y de esta forma el sonido de los Marshalls se alejó definitivamente del sonido de los amplificadores Fender que utilizaron como modelo. Este cambio de las válvulas 6L6 a las KT66/EL34 transformó la tonalidad del amplificador hacia el sonido característico de los Marshall que todos conocemos (con más garra y distorsión).

Marshall 50

El siguiente gran cambio en los JTM 45 fue también estético y se empezó a utilizar el logo clásico de Marshall en plástico blanco con el ribete dorado. Ahora los amplificadores venían con un selector de impedancias porque los guitarristas estaban empezando a utilizar dos pantallas conectadas a un mismo cabezal. También disponían de un selector de tensión porque los Marshall estaban empezando a ser bien considerados en el resto del mundo. Todo el mundo quería tener ese sonido que las bandas inglesas estaban consiguiendo!

Marshall 100

Jim Marshall fabricó numerosas variaciones de este primer diseño de amplificador. Hizo combos de 2×12″ y de 4×10″ entre 1965 y 1972 que también incorporaban un trémolo de serie. Estos combos los hizo famosos Eric Clapton cuando tocaba con los Bluesbreakers (posteriormente estos combos serían conocidos como ‘bluesbreakers’ por la relación que tuvieron con la banda inglesa). También hizo modelos para bajo con una ecualización diferente y modelos especiales para PA (equipos de voces) con una válvula 12AX7 extra para añadir dos canales más.
Pero el cambio más importante fue cuando añadió dos válvulas de potencia (cuatro en total) y unos transformadores más potentes para crear el Marshall 100 (a petición del guitarrista de los Who Pete Townshend). El amplificador de 100 vatios apareció en  forma de prototipo a mediados de la década de los sesenta, con los primeros manteniendo el panel frontal del JTM 45 y el chasis de aluminio. El panel trasero llevaba serigrafiado el nombre ‘Super Amplifier’ en tinta dorada. Estos primeros prototipos de 100 vatios eran más grandes de modo que requerían muebles de madera más grandes.
Unos años más tarde, Marshall normalizó el tamaño de sus muebles de madera y el amplificador de 50 vatios se montaba en un mueble de igual tamaño al de 100. Los muebles de los amplificadores de 100 vatios estaban ventilados por la parte superior para evitar el recalentamiento producido por el uso de cuatro válvulas en la etapa de potencia. Marshall dejó de utilizar los muebles pequeños a partir de 1970. Por este motivo, aquellos amplificadores de 50 vatios montados en muebles pequeños de los años sesenta son ahora piezas de coleccionista.

Master Volume

Los modelos ‘Master Volume’ aparecieron en 1975, a raíz de la necesidad de que los músicos obtuviesen distorsión a niveles más bajos para grabar y tocar en salas pequeñas. Estos amplificadores tenían sólo dos entradas (‘High’ y ‘Low’), y un control de previo (para controlar la ganancia) y otro de Master (para limitar la señal hacia la etapa de potencia). Este tipo de circuito permitía crear un sonido ‘overdrive’ que gustaba a muchos guitarristas. Sin embargo no era el mismo tipo de distorsión a la que estaban acostumbrados con los amplificadores Marshall anteriores. Ese tipo de distorsión procedía de hacer trabajar las válvulas de potencia al límite de sus posibilidades.

Marshall Major

A mediados de los años sesenta Marshall se dio cuenta de que existía un pequeño mercado interesado en amplificadores de potencias más elevadas. Aprovechando el éxito de los cabezales de 100W, Marshall diseñó a principios del año 1967 una nueva gama de amplificadores de 200W. Se fabricaron tres modelos: uno para guitarra, otro para bajo y el otro para PA (equipo de voces). El aspecto externo del amplificador era el mismo que el que habían utilizado para el cabezal de 100W, pero el tamaño era bastante mayor. La etapa de potencia tenía cuatro KT88 capaces de entregar los 200W y el diseño del previo no tenía nada que ver con sus predecesores (JTM 45, 50W y 100W). Incluso las primeras unidades se hicieron con controles de tono activo en lugar de los habituales controles pasivos (conocidos como Marshall 200). Más tarde, a finales del 68,  se volvió a recuperar el circuito de control de tono estándar y el cabezal pasó a llamarse Marshall Major hasta que dejó de fabricarse en el año 1974. Uno de los usuarios de estos amplificadores era Ritchie Blackmore (Deep Purple) que pidió a Marshall algunas modificaciones para adaptar el amplificador a sus necesidades de sonido.

Park y otros

Marshall vendió los derechos de marketing y distribución a Rose-Morris a mediados de los años 60. Rose-Morris era unos de los grandes distribuidores en Inglaterra. Este acuerdo hizo que el distribuidor habitual de Marshall para el norte de Inglaterra se quedara sin los derechos de distribución. Como este distribuidor era muy amigo de Jim Marshall, decidieron fabricar amplificadores exactamente iguales a los Marshall pero con otro nombre y distribuirlos a medias en ese mercado. Los amplificadores se comercializaron con el nombre de Park y hoy en día han llegado a ser motivo de colección al igual que sus hermanos gemelos los Marshall. Se dejaron de fabricar a principios de los ochenta cuando finalizó el acuerdo de distribución con Rose-Morris. Es una pena que hoy en día Marshall haya decidido retomar este nombre para comercializar una línea de amplificadores a transistores de gama baja.
Durante unos meses se comercializaron amplificadores Marshall bajo el nombre de NARB que no es mas que el nombre al revés de Ken Bran, técnico de Jim Marshall desde el principio. No se sabe exactamente porque se hicieron pero es probable que fueran un anticipo a la línea de amplificadores Park que empezó a mediados de los sesenta.
A principios de los setenta se fabricaron otros amplificadores Marshall a válvulas que no llegaron a cuajar, como el Popular (combo de 10W con un 12″, dos canales y trémolo), el Specialist (combo de 25W con un 15″, diseñado para guitarristas de jazz), el Mercury (combo híbrido con un altavoz de 12″ y una válvula EL84 de potencia que entregaba unos 5W) o el Capri (este ampli se comercializó a finales de los sesenta, tenía un altavoz de 8″ y entregaba unos 5W. Sólo se hicieron unos 100 ejemplares).

JCM 800

En 1981 finalizó el famoso acuerdo entre Marshall y Rose-Morris. Fue entonces cuando Jim Marshall se vio con las manos libres y aprovechó para introducir una nueva línea de amplificadores en el mercado con una nueva estética: el JCM 800 (Jim Charles Marshall). Los primeros modelos de JCM 800 conservaban la electrónica de sus predecesores, es decir que eran exactamente iguales a los que se habían fabricado hasta el año 81 pero con una cosmética externa actualizada. Se les puso un nuevo traje a los clásicos como el ‘Super Lead’ o el ‘Master Volume’.
En 1982 Marshall lanzó un nuevo producto al mercado en formato combo con un altavoz de 12″ y dos canales conmutables con un pedal externo. Este amplificador fue evolucionando con el paso de los años hasta llegar al conocido JCM 800 splitt-channel, que inicialmente se comercializó como un cabezal de 100W con dos canales, Reverb y bucle de efectos (modelo 2210). Sin duda alguna, el amplificador más completo que Marshall había diseñado hasta entonces y que gracias a su distorsión incorporada (la más convincente de las utilizadas por Marshall) llegó a desplazar en cuanto a ventas al modelo 2203 (Master Volume).
En1982, Marshall hizo una edición limitada de JCM 800 en color blanco iniciando de esta forma la serie de aniversarios que se repetirían más tarde en los años 87 (25 Anniversary / Silver Jubilee) y 92 (30th Anniversary).

JCM 900 y Aniversarios

Entramos en la década de los 90 y Marshall, siguiendo con su política de adaptarse siempre a las demandas del mercado,  introduce toda una serie de productos que buscan sobre todo una alta distorsión y prestaciones auxiliares como efectos y versatilidad. Aparecen los todavía vigentes JCM 900, etapas de potencia estéreo, previos como el JMP1 y las series de amplificadores a transistores Valvestate. Una nueva etapa para Marshall, pero que no tiene nada que ver con el sonido clásico de Marshall de los años sesenta y setenta.
Afortunadamente para los amantes de las válvulas, Marshall ha reeditado varios amplificadores que están considerados como clásicos dentro de la historia del rock como son el combo ‘Bluesbreaker’ y los cabezales ‘JTM 45’ y ‘Super Lead’. Todo un detalle.
Como hemos comentado anteriormente, Marshall celebró su 25 cumpleaños con la serie Silver Jubilee que estaba basada en los clásicos ‘Master Volume’. Estos amplificadores llevaban de serie un reductor de potencia (pentodo/triodo) que posteriormente se instaló también en la serie JCM 900.
El último aniversario celebrado por Marshall fue en 1992 (30th Anniversary). Esta serie de amplificadores todavía están disponibles como tope de gama de Marshall. Los que se fabricaron durante el año de la celebración salieron al mercado con un forro (tolex) de color azul oscuro, para pasar a utilizar el conocido forro negro posteriormente. Son amplificadores muy completos con tres canales (cada uno de ellos tiene diferentes opciones de sonido), ecualización y control de reverb independiente por canal, bucle de efectos, dos reductores de potencia y la posibilidad de conmutar los canales vía MIDI. Marshall intentó agrupar en un mismo amplificador todos los sonidos de los amplis más famosos construidos por Marshall (JTM 45/Super Lead, Master Volume y JCM 900).

 


MARSHALL Serie JCM 2000 – DSL100

EL DOBLE CANAL

No hace mucho tiempo recibimos las primeras noticias de que Marshall tenia a punto un nuevo cabezal amplificador de válvulas en su mas rockera tradición. El mero anuncio de un producto de este tipo hace que sintamos tenido ocasión de “saborear” el genuino sonido de los amplis Marshall en cualquiera de sus versiones durante los últimos treinta y pico años. Pero a pesar de la gran curiosidad y confianza previa , personalmente preferí no echar las campanas al vuelo hasta no tener la ocasión de probar con mis manos y en mis oídos lo que este angelito , el JCM 2000 , era capaz de hacer. Esta ocasión llego hace poco mas de una semana y aun estoy temblando.

Desvripción somera: cabezal amplificador de 100 watios con dos canales que comparten ecualizacion (como manda la tradición), que disponen de controles independientes de gnancia , volumen y reverb. Cada canal tiene dos opciones de respuesta sonora y nivel de ganancia , y la sección de ecualizacion ganeral dispone de un botón de realce de graves y otro de “cambio de tono”. Por ultimo existe un lazo de efectos con control de nivel de envío.

La prueba de fuego: vamos a escuchar que tal responden estos parcos pero intuitivos controles. Par ello conecto un bafle 1960 B , es decir , el típico Marshall de 4 altavoces de 75w de 12″ recto y un par de guitarras: las clásicas de 3 pastillas sencillas y de dos dobles. Lo primero que llama la atención , independientemente de por que combinación guitarra-pastillas-canal-ecualizacion empecemos , es que el ampli contesta con alegría y fuerza la mínimo estimulo guitarrero; la segunda impresión , en un rápido paseo por las posibilidades de los canales y los controles , es que este ampli reúne la super cana a la que Marshall nos tiene acostumbrados y muco mas allá , con unos tonos limpios de una claridad y riqueza raramente encontrados entre las bestias de esta marca británica y en otros de sus competidores mas aclamados.

Además sorprende que cada canal pueda entregar por si mismo una paleta de tonos tan completa , gracias a los conmutadores de desdoblamiento de cada canal : el canal que se supone que es limpio , no solo entrega sonidos cristalinos que huelen a pino en su modalidad clean con ajustes bajos de ganancia , sino que puede llegar a rugir con autentica mala leche en el modo crunch 1 y una dosis generosa de gain. Pero también el canal saturado nos sorprende con unas increíbles posibilidades de sonidos limpios en su modo cruch 2 colocando poca ganancia , sonidos que se muestran mucho mas oscuros y tenebres que los del canal limpio pero con una tremenda definición. Si por fin te adentras en los registros mas salvajes , los que se consiguen en el modo smooth del canal saturado , no podrás evitar la sensación de que las vísceras se te están redistribuyendo por ahí dentro y que mas vale controlar un poco en nivel de volumen de salida.

Ese es otro detalle que llama la atención: este amplificador suena tan fuerte que parece mentira. Cuando elevas por encima del 6 el volumen de cualquier canal , independientemente de la ganancia que tengas ajustada , te entra un instinto de conservación del tímpano que te obliga a pensar que no vale la pena seguir abusando. Y siempre mantenimiendo la particular y gigante dinámica de los amplis de válvulas en toda su magnitud.

Repaso un poco las posibilidades: tenemos un primer canal denominado Classic Gain (A) que , en una visión simplista , seria el limpio. Este puede desdoblarse manualmente en alean y crunch 1 , no solo con dos niveles de ganancia sino de respuesta timbrica también. Como referencia se puede decir que apuntando el modo alean obtendremos los “gritos” del legendario SLP 1959 , y el modo crunch 1 nos transportara al JCM800 2203. El segundo canal se llama Ultra Gain (B) y también dispone de dos opciones: crunch 2 y smooth , igualmente con progresivos niveles de ganancia y diferentes respuestas. La referencia de partida seria también el 2203 , pero a medida que se exprime la ganancia en el modo smooth nos encontramos en un demoledor territorio inexplorado de saturación. Los dos canales principales se pueden conmutar por pedal , así como la reverb , que se regula independientemente en cada uno de ellos. Luego esta la sección de ecualizacion , cuyos controles de graves , medios , agudos y presencia , son incapaces de expresar sus funciones con mas claridad y dar resultados con mas contundencia: es dificilisimo encontrar un ajuste de eq que da un tremendo empuje a ciertos sonidos , sobre todo tocando a bajo volumen. El otro botón , Tone Shift , barre de un plumazo las frecuencias medias consiguiendo que el sonido de la guitarra saturada ruja como es propio de los estilos del metal mas brutal.

Conclusión: este ampli , llamando DSL100 ( Dual Super Lead , 100w ), es abrumador porque no ha tenido que cargarse de botoncitos y lucecitas extrañas para recordarnos que lo que importa es conseguir que la guitarra suene como una fiera. Con su apariencia archiconocida no solo subraya que los valores clásicos en amplificación son los auténticos sino que nos abre un impresionente camino en las posibilidades sónocas de la guitarra y , además , suena como un cañón. El que quiera que lo pruebe y alucinara… poco mas hay que buscar para encontrar el ampli definitivo. El que no quiera , el se lo pierde.

 

MARSHALL JCM-2000 TSL  Triple canal

La llegada del JCM2000DSL Doble Canal fue un bombazo. El nuevo Triple Canal, no veas. Basicamente, utiliza la misma tecnología aunque le han añadido un canal extra. Lo tienes en 3 versiones: cabezal TSL60 60 Watt head o combos TSL601 1×12 combo y TSL602 2×12 combo. Toda la circuitería es a valvulas, usando 2 valv. de potencia EL34 para dar todo el músculo del sonido Marshall. Los JCM2000 son como el hielo en canal limpio y bestiales e inconfundibles en sucio, dando una versatilidad alucinante, de blues a hardrock…no problem. Características principales: 3 canales indeptes. Control de Volumen y Ganancia por canal. Ecualiazación independiente por canal excepto en el canal Crunch/Lead. Potencia: 60 Watt a válvulas Svetlana EL34. Reverb individual para cada canal y accionable via foot-switch. Effects loop. Tecnología Marshall de Simulación de Altavoz, para grabción directo a mesa o PA. Posiblemente el mejor Marshall de todos los tiempos.

tslmontage.jpg (38090 bytes)

 

MARSHALL JCM2000 TSL – La potencia de las válvulas –  La familia de amplificadores JCM2000 nació en verano de 1997. Basándonos en nuestros años de experiencia en la amplificación de válvulas , lanzamos los doble canal DSL100 y DSL50 , acogidos con un entusiasmo sin precedentes por la crítica y el público. Les siguieron los de tres canales el cabezal TSL100 y el combo TSL122 que cosecharon asimismo grandes éxitos.

Ya en 1999 vieron la luz los pequeños combos DSL201y DSL401. Una vez más crítica y público se deshicieron en elogios.  El denominador común de todos estos amplificadores es la increíble respuesta de su circuiteria de válvulas , que ha acuñado el inconfundible sello JCM2000.

Marshall tiene el plecer de presentar ahora el nuevo trío de amplificadores JCM2000 de 60 watios a válvulas: el cabezal TSL60 y los combos TSL601 y TSL602 con 1 y 2 altavoces respectivamente.

 

MARSHALL TSL60 Head  –  Cabezal de válvulas de 60 watios – Tres canales independientes conmutables por pedal: Clean , Crunch y Lead. – Conmutador Tone Shift para modificar la respuesta en medios.  – Conmutador Deep para que cualquier bafle suene tan rotundo como un 4×12″. Doble control de reverb para equilibrar la resonancia del canal limpio y los saturados. Lazo de efectos conmutable por pedal y con control de mezcla para dosificar con precisión el sonido procesado. Salida directa de linea con simulación de altavoces.

Excelente combinacion con el bafle 1960…

Bafle Marshall 1960A/B Speaker Cabinet  ESTE CLASICO BAFLE ENTRE GUITARRAS ES LA PERFECTA COMBINACION  PARA LOS CABEZALES TSL.  LLEVA 4 12″ ALTAVOCES  Celestion DE 300 Watts Y UNA CONSTRUCCION heavy-duty DURISIMA. Puedes elegirlo Recto A o el Angulado B.This classic speaker cabinet features four 12″ Celestion speakers that handle 300 watts and heavy-duty cabinet construction, corner protectors and wheels. Straight front model.

 

MARSHALL TSL601 COMBO   Combos de válvulas de 60 watios  –  Para que las versiones de combo estén a la altura de la serie JCM2000 , Marshall y Celestion han desarrollado en conjunto un altavoz de 12″ cargado de fuerza y energía. Se llama Volverine y puedes apreciar su pegeda en cualquiera de estos combos. El 601 lleva uno y el 602 gasta dos de 12″.  A por ellos que son la bomba.


Marshall 1960 A/B   Bafle Marshall 1960A/B Speaker Cabinet  ESTE CLASICO BAFLE ENTRE GUITARRAS ES LA PERFECTA COMBINACION  PARA LOS CABEZALES TSL.  LLEVA 4 12″ ALTAVOCES  Celestion DE 300 Watts Y UNA CONSTRUCCION heavy-duty DURISIMA. Puedes elegirlo Recto A o el Angulado B.

mjcm1960a.jpg (12125 bytes)


Marshall DSL40C    amplificador guitarra valvulas combo 1×12 –  Sonidazo calidad a válvulas.  Reconocido por su calidad, el DSL40C un amplificador combo que te ofrece muchas de las características del DSL100H: 2 canales (Classic / Ultra Gain) conmutables, interruptor Pentodo / Triodo (40 W- 20 W). Control de Volumen y Gain independientes, 3 bandas de EQ, Presence, Resonance y FX Loop. A diferencia de los amplificadores JCM2000 DSL, el DSL40C cuenta con reverberación digital conmutables y su popularidad radica en sus altas prestaciones y versatilidad. Altavoz 12” Celestion Seventy 80.

 

 

 

 

 

 

Marshall 2525C Mini Silver Jubilee Combo guitarra valve altavoz 1×12 Celestion G12M-25